7 de marzo de 2017

I'm kinda ready to be so happy and comfortable in all aspects of my life that I don't even want to talk about it anymore, but live it. - Dauvoire

21 de julio de 2016

Santo Domingo

 Vivimos en una isla con muchas personas que con sólo haber nacido aquí vienen de fábrica con un molde social de lo que es "aceptable" o no, qué se rechaza y/o es motivo de burla. Denigramos MUY fácil,  muy rápido,  muy duro. Somos insensibles al dolor ajeno y rápidos en juzgar. Me atrevo hablar en general porque es algo que observo en la gran mayoría.  Somos muy vacíos de corazón y huecos de mente. Poco empáticos, aunque damos una sonrisa etc etc pero aquí la gente, como la he conocido en mis 24 años de vida y de paso en la isla, es irrespetuosa y juiciosa. Se han perdido muchos valores, es como si todos tuvieran un falso concepto de lo que es ser feliz. Quiero aportar a cambiar eso, como joven que soy y, humana también, he vivido el falso deseo de querer más de todo, cosas mejores, materiales y vacías.  Un mejor vehículo,  un mejor cuerpo, mejores fotos... el bulto.  Todos queremos vivir del bulto y entendemos eso como felicidad perdiendo muchas cosas de valor en el camino al querer conseguirlas. Es difícil el "ámate como eres" blah blah, confieso aún no sé del todo cómo hacerlo y pierdo mucho el Norte pero es algo que hay que trabajarlo cada segundo, minuto de la vida, una lucha día a día con uno mismo y con todos.

La felicidad es algo difícil de encontrar que no se encuentra en ningún lado que no sea en uno mismo,  tenemos que empezar a cultivar valores en nosotros mismos para hacer un cambio en nuestras vidas y eventualmente en la sociedad. Dios nos brinda la oportunidad de retribuir no sólo el amor que nos da y las oportunidades sino también de hacer un cambio, ser el cambio.  Ser lo suficientemente maduros, respetuosos y flexibles de mente para entender, RESPETAR y promulgar el derecho de otros de ser feo, gordo, enano, alto, flaco, negro,  blanco. ..  Todos tenemos derecho a la libertad de expresión, hasta a burlarnos de lo que se nos venga en gana! Yo me río muchísimo, me río de todo, de las cosas, de la gente, de mí  misma pero, hay una línea que no se puede cruzar al querer herir a otra persona. Faltar el respeto a alguien por una característica que haga a esa persona diferente promulga el molde social de lo que es "bonito" y aceptable y siempre estaremos un paso lejos de la NO DISCRIMINACIÓN  si cruzamos a ese lado.

Estoy cansada de todo esto que vivimos, total uno se ríe de la nariz de uno y tiene la frente de 500km! Somos tan hipócritas y es un hecho, lo he vivido en carne propia. Seamos voz, hasta siendo silentes en ocasiones somos una voz al CAMBIO POSITIVO.

20 de julio de 2016

199. 6

El pasado 27 de Abril me sometí a una cirugía bariática con el fin de perder peso. Siempre pensé que sería uno de los momentos más traumáticos de mi vida y que luego de todo ese proceso perder peso iba a ser asunto fácil. Entendí que no tenía que hacer nada más que respirar y dejar que la cirugía hiciera todo el trabajo por mí. Para dicha mía,  la cirugía salió súper bien al grado de que no sentí dolor alguno donde ya a las dos semanas podía manejar y realizar actividades del día a día. Al mes ya estaba ingiriendo alimentos sólidos y a los dos meses podía comer en cantidad. 

Al segundo mes de operada me sentí bien al ver que había perdido unas 20 libras sin hacer mucho esfuerzo sin embargo empecé a notar que mi cuerpo mostraba resistencia y estaba manteniendo el mismo peso por semanas. En ese momento saqué fuerzas de esas que tenía contenida que pensaba que no tenía y decidí nuevamente cambiar y aceptar mi nuevo estilo de vida. Entendí que debía luchar contra la obesidad a pesar de todo el proceso al cual me había sometido, y que al igual que muchos y muchas que han triunfado en la batalla, debía poner el 100% de mí  para llegar a mi meta.

Hoy día casi cumplo 3 meses desde el día que mi vida cambió para siempre. Cuando toda esta travesía empezó pesaba unas 235 lbs. y hoy, al fin, puedo decir que estoy fuera de las doscientas!!!! He estado yendo al gimnasio 5 veces a la semana por dos horas las últimas dos semanas y controlando la ingesta de comida. Suelo ser muy impulsiva por lo que he tenido que estar muy alerta cada que estoy  un poco entretenida o desenfocada que es cuando suelo comer comida en vez de nutrir mi cuerpo. Aún después de cirugía uno puede maltratar su cuerpo ingiriendo comida que no es saludable aunque sea en pocas cantidades. La cirugía bariática hizo mi estómago más pequeño lo cual es una herramienta SÚPER poderosa para luchar contra la obesidad pero aunque uno se opera el estómago no se puede operar la mente por lo que he tenido que trabajar en aprender a llevar un estilo de vida saludable así como tener pensamientos positivos. Hoy día la manzana, el apio, la piña  y el gimnasio son mis mejores amigos ❤